The Purge

Que el señor bendiga a los nuevos gobernantes porque dejan que purifiquemos y limpiemos nuestras almas, Dios bendiga a Estados Unidos, una nación renacida.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» En que estas pensando?
Miér Oct 21, 2015 1:34 am por Alexander Masson

» Montreal Maldito: Eliminación de Afiliación
Dom Dic 14, 2014 2:30 am por Invitado

» When the Pain Passes | Afiliación Élite
Mar Dic 09, 2014 8:54 pm por Invitado

» Carpe Noctem {Elite, cambio de botón}
Sáb Dic 06, 2014 1:30 pm por Invitado

» Pon pareja al de arriba!
Dom Nov 23, 2014 4:04 am por Andros Velkan

» Magnifique París RPG{+18} -Afiliación Elite
Sáb Nov 22, 2014 3:14 am por Invitado

» Precious Graphics [NORMAL]
Jue Nov 20, 2014 2:26 pm por Invitado

» EQUIPO 7 - LA PURGA (PRIMER DÍA)
Miér Nov 19, 2014 12:12 pm por Bartholomew Cubbins

» Hijos de la Discordia|| Elite
Miér Nov 19, 2014 6:03 am por Invitado

Los posteadores más activos del mes



Todas las imágenes utilizadas en el diseño fueron extraídas de sitios como Tumblr, Google imágenes y editadas por Zack. La historia estuvo a cargo de Ginevra con la colaboración de Alexander, ésta es una IDEA ORIGINAL adaptada de la película "The purge" Derechos Reservados. Todas las imágenes e historias alojadas son propiedad de los administradores y los usuarios registrados y no se puede hacer uso de ellos sin el consentimiento de los propietarios. Cualquier falta sera notificada a foro activo. The Purge by Gin & Alex is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

Licencia de Creative Commons


Remington Kayla Severson [100%]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Remington Kayla Severson [100%]

Mensaje por Remi K. Severson el Jue Nov 06, 2014 3:44 pm

▪ 18 años
▪ Bisexual
▪ Ladrona
▪ Delincuentes {Nivel 1}
▪ Americana
▪ 1 de Febrero
Remigton "Remi" Severson
Personalidad
Es insignificante. Una cosa pequeña, de escaso metro sesenta, cabello de ángel y cinturita de muñeca. Al menos en apariencia. Pero en realidad, Remi conoce la cara más oscura de la vida, y quizás por eso nunca duerme. Nunca se separa del rifle de su padre. Nunca habla, si no es para mofarse, quejarse, escupir como un camionero de la ruta del diablo. ¿Dónde ha quedado la muñequita? Remi se pisoteó a sí misma hasta desintegrarse sobre el asfalto hace exactamente trescientos sesenta y cinco días, cuando su novio y padre de su hija fue exterminado en la última purga. ¿Su hija? Sí, has leído bien. Tiene una hija, un bebé. Madre a los dieciocho años; sola, soltera, y vulnerable. O casi.

Remi es dura de roer. Lleva una infinidad de crímenes menores cargados a la espalda, y un asesinato planificado como guinda del pastel. Carterista astuta y narcotraficante en tiempos mejores, malas costumbres que se acrecentaron con el nacimiento de su pequeña. Y es que una madre ha de estar dispuesta a casi todo con tal de lograr la supervivencia de los suyos.  Sarcástica, peleona, hiperactiva. Adicta al humor negro y a los cigarrillos. Al riesgo. Uno que no ha podido elegir; la vida de Remi no ha tenido opciones prácticamente desde que nació, ¿cómo tenerlas ahora? Su única esperanza es sobrevivir al día a día, y sobretodo, a la purga. Porque por su condición de delincuente, es un blanco seguro. Y por todo lo demás... es, también, un blanco fácil.

Pero no aceptará ayuda. Nunca lo hace, aunque pueda necesitarla de verdad. Es autosuficiente, orgullosa, testaruda. Creció en la época de la mujer reivindicativa y poco sumisa, la que aprende a utilizar rifles y cuchillos, la que rompe mandíbulas y tira piedras contra cráneos de ser necesario. Se dice que no conoce los límites. Y es que después de probar el tacto de la muerte en sus propios dedos, no tiene ya mucho sentido andarse con delicadezas.

Pareciera que no tiene punto débil, pero lo tiene. Su hija es realmente lo único que le importa ahora mismo. Y el recuerdo de su chico, a ratos desvanecido, a ratos tan vívido que la asusta. Siempre allí, en sus sueños, para recordarle que la pesadilla no ha terminado ni terminará nunca.
Otros Datos
Gustos: el tabaco, el sarcasmo, las armas, las calles a solas, el olor a lluvia sobre asfalto, el viento en la cara, las noches de tormenta.
Disgustos: la purga. Que la traten como a una persona débil. Que dañen a las (pocas) personas que le importan. Las multitudes. El ruido en exceso. Ver a alguien llorar; la irrita.
Otros datos: -

Historia
Remington, apodada "Remi" por su padre, fue la hija de un viejo y solitario granjero retirado, amante de las armas y el olor del campo recién cosechado. Un buen hombre, pese a su aspecto huraño. Su madre murió al tenerla, durante el parto, pero su padre nunca hizo ningún comentario al respecto ni la culpó en ningún sentido. Tuvo una infancia relativamente feliz, a excepción de alguna pelea en el colegio y varios apodos desagradables que recibió por su excéntrico estilo de vida. Esas anécdotas fueron las primeras cosas que empezaron a endurecerla.

A los catorce años conoció a un chico: Sam. Sam, al igual que ella, vivía apartado de la civilización, en la parte más árida de los desiertos de Estados Unidos, por provenir de una familia de ganaderos. Sam y el padre de Remi pronto congeniaron, y mientras ambos chicos fueron sólo amigos las cosas marcharon bien. El problema, sin embargo, era que mientras Remi rondaba los quince, Sam le sacaba dos cabezas y diez años de diferencia. Una diferencia que se volvió crucial cuando el hombre se enteró de la relación que mantenía con su pequeña y preciada hija.

La situación se volvió turbia. Las discusiones no tardaron en aparecer, las prohibiciones, los gritos y los reproches. Remi descubrió entonces la cara más oscura de su padre; una cara de alguien que, aunque sólo estaba tratando de protegerla, hacía y decía cosas que dolían. Y quizás movida por una especie de espíritu adolescente alocado, le propuso a Sam huir de allí; huir a la ciudad y empezar de nuevo, ellos dos, solos.

Y lo hicieron. Y fue el peor de los errores.

Meses después de haberse instalado en la ciudad, Remi descubrió que su padre, al enterarse de su huida, se había sentido tan arrepentido y torturado que no había encontrado otra opción que colgar una soga al techo de la casa y dejarse vencer al vacío.

Tardó años en recuperarse de algo así, y aún hoy, Remi siente que no se ha recuperado del todo, ni se recuperará jamás. Sam estuvo con ella en todo momento, apoyándola, animándola. La ayudó a encontrar un trabajo como ayudante en una floristería, y le hizo creer que no importaba lo poco que ganaban cada uno con sus respectivos trabajos; que siempre, bajo cualquier circunstancia, saldrían adelante. Porque eran almas gemelas. Porque lo habían dejado todo atrás. Porque se merecían ser felices.

Pero lo cierto es que no, no podían salir adelante, y Remi empezó a llevar a cabo pequeños trabajos clandestinos a las espaldas de Sam para conseguir algo más de dinero. Ladrona de gasolineras y pequeños comercios, carterista en los trasportes públicos, narcotraficante para chavales de quince años y culturistas necesitados de anfetas. Por unos años lo llevó bien. Pero una noche, uno de sus clientes habituales no vino por la cocaína, sino a por ella. Sola y desprovista de cualquier auxilio, Remi se vió acorralada en un callejón, con las manos agarradas por aquel tipejo y el vestido roto. Reaccionó por puro instinto, de una forma casi animal. Después de sacárselo de encima con un rodillazo en la entrepierna, lo empujó al suelo y tanteó con la mano en el suelo hasta encontrar un ladrillo. Se dice que no quedó apenas ni una porción entera de aquel ladrillo. Y del cráneo del individuo, tampoco.

Sin saber bien cómo, Remi cayó en cuenta de la certeza más devastadora de toda su vida. Era una asesina. Lo había sido de forma indirecta con su padre, al provocar su suicidio... y lo era ahora con aquel pedazo de mierda humana.

Nunca se lo contó a nadie, ni siquiera a Sam. Creyó que con el tiempo podría olvidarlo. Y entonces... entonces llegó la purga.

La noche de la primera purga, Sam y Remi se encerraron en su casa con la esperanza de que nada de los sucedería, porque a fin de cuentas, no eran el blanco de nadie. ¿No? Pero sí lo eran. Sí lo era Remi. Porque aquel desgraciado al que había matado tenía amigos. Camaradas. Otros deshechos humanos. Irrumpieron en su casa y trataron de llevársela a la fuerza, pero Sam se interpuso. Una y otra vez, lo torturaron frente a sus ojos y lo golpearon hasta matarlo. Hasta que su corazón dejó de latir y sus ojos se quedaron mirándola en el vacío.

Remi sacó fuerzas de donde no había, y consiguió huir de aquella casa a tiempo, antes de correr ella el mismo destino. Encontró un ex-policía que se apiadó de ella y la protegió el resto del tiempo que duró la purga. Pero Remi había cambiado por dentro. Y cambio más cuando, meses después, descubrió que estaba embarazada de Sam. Y que daría luz a una niña. Y que, ineludiblemente... la próxima purga se acercaba.

Y esta vez, ella ya no tenía opción de ser un blanco fácil.  
Familia
Familiares:
# George: su padre, buen hombre donde los haya, granjero retirado. Murió por suicidio cuando Remi tenía quince años.
# Amanda: su madre, difunta durante el parto. Remi no llegó a conocerla.
# Sam: su novio y el padre de su hija. Su más profundo y leal apoyo. Murió a manos de los purgadores en la última purga, algo que Remi aún no ha podido perdonarse.
# Georgina: la pequeña Geo, su hija de escasos meses. Es un bebé tranquilo y dulce, que no le da muchos problemas y sí muchas alegrías. Es lo más preciado que Remi tiene.
Creado por Zack


Última edición por Remi K. Severson el Jue Nov 06, 2014 4:09 pm, editado 1 vez
avatar
Remi K. Severson

delincuentes nivel 1
Mensajes : 5

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Remington Kayla Severson [100%]

Mensaje por Remi K. Severson el Jue Nov 06, 2014 4:06 pm

Terminada #


avatar
Remi K. Severson

delincuentes nivel 1
Mensajes : 5

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Remington Kayla Severson [100%]

Mensaje por Alexander Masson el Jue Nov 06, 2014 5:39 pm

#FICHA ACEPTADA
BIENVENIDA A THE PURGE Remi
Continua con los registros para darte color.


avatar
Alexander Masson

policía
Localización : New York
Empleo /Ocio : Agente de la FBI
Mensajes : 121

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Remington Kayla Severson [100%]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.