The Purge

Que el señor bendiga a los nuevos gobernantes porque dejan que purifiquemos y limpiemos nuestras almas, Dios bendiga a Estados Unidos, una nación renacida.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» En que estas pensando?
Miér Oct 21, 2015 1:34 am por Alexander Masson

» Montreal Maldito: Eliminación de Afiliación
Dom Dic 14, 2014 2:30 am por Invitado

» When the Pain Passes | Afiliación Élite
Mar Dic 09, 2014 8:54 pm por Invitado

» Carpe Noctem {Elite, cambio de botón}
Sáb Dic 06, 2014 1:30 pm por Invitado

» Pon pareja al de arriba!
Dom Nov 23, 2014 4:04 am por Andros Velkan

» Magnifique París RPG{+18} -Afiliación Elite
Sáb Nov 22, 2014 3:14 am por Invitado

» Precious Graphics [NORMAL]
Jue Nov 20, 2014 2:26 pm por Invitado

» EQUIPO 7 - LA PURGA (PRIMER DÍA)
Miér Nov 19, 2014 12:12 pm por Bartholomew Cubbins

» Hijos de la Discordia|| Elite
Miér Nov 19, 2014 6:03 am por Invitado

Los posteadores más activos del mes



Todas las imágenes utilizadas en el diseño fueron extraídas de sitios como Tumblr, Google imágenes y editadas por Zack. La historia estuvo a cargo de Ginevra con la colaboración de Alexander, ésta es una IDEA ORIGINAL adaptada de la película "The purge" Derechos Reservados. Todas las imágenes e historias alojadas son propiedad de los administradores y los usuarios registrados y no se puede hacer uso de ellos sin el consentimiento de los propietarios. Cualquier falta sera notificada a foro activo. The Purge by Gin & Alex is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

Licencia de Creative Commons


Fiesta de máscaras y disfraces. Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fiesta de máscaras y disfraces. Privado

Mensaje por Edrik Desch el Lun Nov 03, 2014 3:26 am

La única razón por la que esta celebración no le incomodaba a diferencia de la anterior, aquella patética gala de beneficencia, era únicamente porque la había organizado uno de los miembros menores de la unión por lo que se habían tomado la molestia de escoger detalladamente hasta el más pequeño detalle, no había nada en lo que no hubiesen pensado.  La fiesta se llevaba a cabo en un elegante penthouse ricamente iluminado y decorado para la ocasión, a la fiesta acudirían aproximadamente cien invitados.

Agradeció con un ligero ademan de cabeza al joven que le ofrecía una copa de vino. Se acomodó la máscara de encajes dorados que adornaba su rostro, siendo una fiesta de disfraces y máscaras había escogido vestir un elegante traje negro y cubría la parte superior de su rostro con una máscara;  en un inicio pensó que debería llevar un clásico uniforme de las SS aunque probablemente llegaría a ser más molesto que beneficioso.  Esto es porque, en primer lugar teniendo en cuenta sus raíces y los rumores de su forma de pensar vestirse así sería la confirmación de los mismos, lo último que quería era darle más problemas a su personal de relaciones públicas, además que sería una burla usar algo así en una fiesta. Por lo anterior prefirió ser mucho más sutil y utilizar un traje de Hugo Boss, era una forma mucho más discreta de decir lo mismo.

Muy pocos saben actualmente que Hugo Boss no solo era miembro del partido nazi sino que era miembro patrocinador y un proveedor oficial de uniformes para las  Sturmabteilung, las SS, la Juventud Hitleriana, el Cuerpo de Motoristas Nacional-socialistas y a otras organizaciones del partido nazi. En sus fábricas para satisfacer las demandas empleaba tanto prisioneros de guerra como trabajadores forzados. Incluso cada uno de los directivos de las mismas eran nazis hasta la medula. Aunque fue reprendido y multado la compañía sobrevivió y mientras vivía no tuvo carencias económicas de ningún tipo.

Una discreta sonrisa se asomó por entre sus labios tras dar el primer trago a su bebida, se trataba de un vino tinto de excelente cosecha, jugueteo con la copa haciéndola  balancearse entre sus dedos mientras recorría con la mirada el lugar. Ya se habían formado varios grupos bastante animados pero había también una que otra parejita disfrutando de la intimidad de la mutua compañía.  Estaba por dirigirse a uno de los grupos más numerosos cuando una deliciosa fragancia golpeo sus sentidos, el destello vaporoso de una prenda se deslizo por sus ojos, como el velo de un hada, antes de caer a sus pies.

Se agacho a levantar la estola que se había caído y sin apartar la sonrisa de sus labios se adelantó un par de pasos hacia su dueña ofreciéndosela— Una mujer tan bella no debería de agacharse para recoger nada.—  Su sonrisa se hizo más profunda mientras que sus ojos seguían fijos en los de la joven. — Espero que no se haya ensuciado ¿Me permite acomodársela? Al menos claro que venga en compañía de un acompañante celoso que le disguste si quiera mi comentario.


avatar
Edrik Desch

políticos nivel 1
Mensajes : 34

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta de máscaras y disfraces. Privado

Mensaje por Angee C. Myeers el Lun Nov 03, 2014 10:02 am

Angee Myeers era una mujer de sorpresas, como pocas. Una semana antes había recibido una invitación para una fiesta de disfraces privada que se ofrecería para los inversionistas más importantes de la localidad, aquello no le extrañaba, era dueña de uno de los locales más famosos. Sonrió y supo exactamente qué clase de atuendo usaría. Llegada la noche del evento se vistió luciendo un traje épico para ella, lo único que jamás sería: una oficial de la ley  Su chofer la llevo hasta el lugar, ella sin más ni menos se bajó del vehículo solo cubierta con una pequeña estola, después de todo no era la primera vez que una mujer como ella daba ese tipo de espectáculos, y menos siendo la dueña de un lugar como el Sweet Dovelike.

Se coló entre los invitados en el momento en que la mayoría de las miradas cayeron sobre ella, ¿Qué jamás habían visto una mujer capaz de ir por la calle en paños menores?, entonces sencillamente aquellos hombres no sabían divertirse y sus mujeres tampoco. Encontró algunos rostros familiares, sobre todo de prostitutas que tras años de tejer habían alcanzado una posición económica que les permitía asistir a un evento como aquel, o simplemente eran las damas de compañía de alguno de aquellos empresarios. Las miró a todas, una por una, detallando los atuendos que cada uno utilizaba, todas habían tratado de llevar algo impresionante, pero el problema era que ellas por si solas eran incapaces de impresionar, muchas llevaban trajes costos, lentejuelas y sin fin de joyas, pero aquello en un ambiente de adinerados era demasiado común ”Mujeres, creen que los brillantes ocultan las estupidez” se encogió de hombros, le resultaban todas iguales y por ello jamás pasaban de ser más que eso; prostitutas.

Llegó hasta ella uno de los meseros de la reunión, las copas llenas de vino tinto abundaban, las miro tratando de encontrar alguna diferencia entre ellas, después de todo el vino no era de su agrado. Negó al mesero quien enseguida arqueo una ceja- ¿Qué?, debe haber algo mejor que beber para aquellos que no vivimos de las apariencias –espetó ante la mirada del hombre, él sonrió sintiendo, después de todo ella no era del tipo de mujer que se comportaba como los demás esperaban que lo hiciera- Preferiría tomar un Cosmopolitan, tiene un poco más de clase –bromeó ante el hombre, uno de esos pocos momentos en los que le provocaba ser amable. El hombre demoró menos de lo que ella esperaba en traerle el coctel, lo tomó probándolo antes de que fuera, si no era de su gusto haría que se lo preparasen de nuevo, afortunadamente lo fue, y dedico al hombre una delicada reverencia con la cabeza, él se retiró. Bebió nuevamente, el sabor dulce pero cítrico inundó su paladar haciéndola disfrutar de un manjar, estaba bastante bien en su opinión. Se inclinó un poco para mirar la mesa de entremeses y su estola cayó al suelo, rodó los ojos, por ese tipo de cosas no le gustaba cargar con prendas poco ligeras. Iba a recogerlas cuando el hombre enmascarado se le acercó para recogerla, ella sonrió, escuchó aquel comentario más que incitante ¿acaso él no era capaz de describirla con tan solo mirarla?- A mí solo me acompaña la noche, señor, y por hoy estas esposas ya sabe, para corregir aquello que se salga “de control” –dedicó una sonrisa, pícara como las que ella sabía regalar, ¿no era eso lo que él estaba buscando?- Le concederé ese deseo. –murmuró acercándose a él para que pudiese acomodársela- ¿Desea que le conceda algún otro? –susurró estando más cerca, sonriendo una vez más de esa manera tan… entretenida que tenía para llamar la atención.


Angee C. Myeers

Mis insultos duelen, cachorra, pero más aún duelen mis cumplidos. Si ya son capaces de alterarte ahora, imagínate cuando por fin te decidas a entenderlos.
»кιтту
avatar
Angee C. Myeers

extranjero
Edad : 30
Mensajes : 118

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.