The Purge

Que el señor bendiga a los nuevos gobernantes porque dejan que purifiquemos y limpiemos nuestras almas, Dios bendiga a Estados Unidos, una nación renacida.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» En que estas pensando?
Miér Oct 21, 2015 1:34 am por Alexander Masson

» Montreal Maldito: Eliminación de Afiliación
Dom Dic 14, 2014 2:30 am por Invitado

» When the Pain Passes | Afiliación Élite
Mar Dic 09, 2014 8:54 pm por Invitado

» Carpe Noctem {Elite, cambio de botón}
Sáb Dic 06, 2014 1:30 pm por Invitado

» Pon pareja al de arriba!
Dom Nov 23, 2014 4:04 am por Andros Velkan

» Magnifique París RPG{+18} -Afiliación Elite
Sáb Nov 22, 2014 3:14 am por Invitado

» Precious Graphics [NORMAL]
Jue Nov 20, 2014 2:26 pm por Invitado

» EQUIPO 7 - LA PURGA (PRIMER DÍA)
Miér Nov 19, 2014 12:12 pm por Bartholomew Cubbins

» Hijos de la Discordia|| Elite
Miér Nov 19, 2014 6:03 am por Invitado

Los posteadores más activos del mes



Todas las imágenes utilizadas en el diseño fueron extraídas de sitios como Tumblr, Google imágenes y editadas por Zack. La historia estuvo a cargo de Ginevra con la colaboración de Alexander, ésta es una IDEA ORIGINAL adaptada de la película "The purge" Derechos Reservados. Todas las imágenes e historias alojadas son propiedad de los administradores y los usuarios registrados y no se puede hacer uso de ellos sin el consentimiento de los propietarios. Cualquier falta sera notificada a foro activo. The Purge by Gin & Alex is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

Licencia de Creative Commons


Recuerdos [Marizza M.]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Recuerdos [Marizza M.]

Mensaje por Aleksey Kerzhakov el Mar Oct 28, 2014 5:00 pm

A estas alturas de su vida los crímenes cometidos por Aleksey dentro y fuera de la purga ya eran demasiados ¿Como acordarse de todos sus rostros o de los nombres de sus victimas? en muchas ocasiones solo tuvo que seguir ordenes de los altos mandos de los miembros de la familia; pero otros si los había cometido por satisfacción como fue el caso de la señorita Meyner y su amiga, ya hace un año.

Se topo con Marizza, la misma chica con la que había estado platicando días atrás, la misma a la cual habían dejando sin padre durante el evento de beneficencia y aunque el no había sido el autor intelectual conocía quien lo hizo así como los mismos que habían asesinado a su amiga.

Aleksey sabia que sentía una atracción especial por esta pelirroja por eso apenas la miro no resistió la tentación de acercarse a saludar.

-Marizza, cierto?- se giro en su mismo lugar dándole la mano a la chica pasa saludarla.

-¿Como estas? Lamento lo de tu padre-El homicidio del senador era algo muy sonado en las noticias nacionales, mas porque no hallaban a los asesinos.

Recordó que la ultima vez la chica lucia mal de salud -No te noto tan mal, como la ultima vez- hizo la observación pero pensó que de seguro debería estar disfrutando de la herencia de su padre a su edad, bueno eso es algo que Alek haría.

-Te invito un cappuccino-Se hizo a un lado para darle paso a Marizza como asegurándose que aceptara esa invitación ya que estaban enfrente de la cafetería en plena avenida.



Aleksey Kerzhakov
Mi soledad es la voz sin rumbo que clama inconsciente desde el silencio de mi consciencia.

@thx
avatar
Aleksey Kerzhakov

purgadores
Localización : De un lugar a otro
Empleo /Ocio : Mafioso
Mensajes : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos [Marizza M.]

Mensaje por Marizza V. Meyner el Mar Nov 04, 2014 12:58 am

Cuando tu vida se va a la basura, cuando tu vida de pronto empieza a ser triste, entonces te das cuenta que aveces, solo aveces la soledad siempre es mucho mejor que cualquier otra compañia.


Los dias venian pasando tan lentamente que pesaban, que todos los dias parecian igual que el anterior y el anterior.

A veces creia que al despertar mi padre estaria ahi como siempre para recibirme, para darme un beso y un abrazo de esos que me hacian sentir que las pesadillas solo eran eso, pesadillas y ya, que estaria ahi para drme un beso en la mejilla y dejarme en la escuela antes de irse al trabajo, que todo seguia como antes, que al despertar y como cuando era niña y desde que las malas noches empezaron, estaria el conmigo en su cama, abrazandome para que ningun otra pesadilla turbara mi sueño, pero la verdad era otra, que no estaba y jamas volveria estar, jamas me volveria a llevar a la escuela y yo perderia el año, algo que mi padre habia estado tratando de evitar a toda costa, pero ya era mas que inminente. A ratos queria dejar de respirar, queria estar con el, pero tenia algo mejor que hacer: Honrar su nombre y su memoria, siendo la hija de un senador que habia muerto por purgadores y la amiga que habia perdido a su otra mitad por la misma clase de ratos; muchos a este punto ya pensaban que yo saldria a matar gente, la gente que habia matado a mi padre y mi mejor amiga, pero yo no era igual que ellos, yo era mucho mejor que ellos, aunque en este momento, me veia mucho peor que cualquier otro, yo como ser humano era mucho mejor.

Este era de los dias en los que por no querer despertar y no querer seguir por hoy no habia ido a la escuela, y muy apesar de que dormia muchisimo, me veia ojerosa, cansada, seca, en varias ocasiones habia oido a mi hermano y mi madre decir que la luz de mis ojos se habia apagado, que era como si mi vida se hubiera ido con mi padre, y en parte tenian razon, parte de mi se habia con el y con Annie. Me levante sin muchos animos, pero por alguna extraña con muchas ganas de salir y atacar con mi camara, perderme entre las paginas de "Lestat". A penas me puse en pie baje a desayunar un poco, aunque podia pasar dias sin probar bocado, la cuestio es que tenia que comer y asi lo hice, fue algo realmente muy ligero para mi estomago que estaba un poco resentido por la falta de comida hasta hacia poco que me habían obligado a comer mas seguido, poco, pero mas seguido.
Tras el desayuno me defini a darme una ducha y después salir como ya me había propuesto al despertar. La ducha fue algo muy corto pero agradable, me seque el pelo, me puse la ropa interior y me asome al closset, no era de escoger con detenimiento mi ropa, pero como cualquier chica ponía unpoco de atención. Hacia frio por lo que tenia que ponerme algo comodo pero abrigador.
Tome unos vaqueros entubados y bien pegados a mi delgada silueta, botas tipo cazador color café cortas, blusa de mangas cortas blanca de algodón, un sweter grande tejido color gris, una bufanda roja y listo, tampoco hacia tanto frio como para llevar gorro. En el rostro me puse un poco de base y corrector, delineador negro en la línea superior de agua haciéndome un cat-eye que me hacia ver menos mal, me rice bonito las pestañas, masacara, un poco blush para verme un poco menos muerta, me seque bien el pelo y me acomode los rizos, me hice una trenza pequeña y delgada que iba de la sien a mitad del cabello de lado derecho, solo recogiéndolo un poco. Tome mi cámara con todo y su estuche, en el que de  paso meti mi billetera larga con suficiente efectivo y una tarjeta de crédito y fotos, muchas de esas y listo.

Sali de mi casa sin rumbo alguno, con la cámara en mano empezando a disparar todo lo que me gustaba, aves enpleno vuelo, enamorados riendo, padre e hija sonriendo, muchas muchas cosas que se me atravesaban, pero no me dejaban como tal sonreir como antes. Mientras caminaba alguien me hablo, me sobresalte notoramiente, el psicólogo decía que era estrés postraumático, pero aun asi, a veces me sentía muy tonta cuando me pasaba. Era un chico con barba y muchos tatuajes, como a muchas personas después del shock psico-emocional de mi padre y Annie, no podía recordarlo, pero el me hablaba con tanta familiaridad que no pude evitar sentirme idiota, asentí mirándolo confundida, ¿Por qué no lo recordaba? El chico me seguía hablando con tal familiaridad que me sentía tonta, confundida y perdida, no sabia quien era, no podía recordarlo, no me sentía comoda  con el, pero tampoco me sentía bien al no recordarlo, asi que me sentí a en cierta responsabilidad de aceptarle el capuccino al chico. Despues de escucharlo con atención y después de dejarlo hablar, empece yo, mi voz sonaba un poco mas baja de lo normal, pero siempre tan amable, aunque un poco apagada, amable.

Si soy yo, pero ¿Quién eres tu? Perdón, pero no te recuerdo bien –dije algo apenada e incomoda por la situación ─ voy mejorando de a poco, me cuesta un poco de trabajo, pero voy bien y me siento… bien, mejor que otros días  - asentí ante la invitación mordiéndome el labio aun un poco incomoda por la situación ─  te lo acepto, solo por que hace frio –dije con una sonrisa aunada con un tonito de risa complice, lo mas calida y amable posible, tanto como podía ser calida en este momento
avatar
Marizza V. Meyner

ciudadanos nivel 2
Localización : USA
Empleo /Ocio : Estudiante de comunicacion
Edad : 20
Mensajes : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.