The Purge

Que el señor bendiga a los nuevos gobernantes porque dejan que purifiquemos y limpiemos nuestras almas, Dios bendiga a Estados Unidos, una nación renacida.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» En que estas pensando?
Miér Oct 21, 2015 1:34 am por Alexander Masson

» Montreal Maldito: Eliminación de Afiliación
Dom Dic 14, 2014 2:30 am por Invitado

» When the Pain Passes | Afiliación Élite
Mar Dic 09, 2014 8:54 pm por Invitado

» Carpe Noctem {Elite, cambio de botón}
Sáb Dic 06, 2014 1:30 pm por Invitado

» Pon pareja al de arriba!
Dom Nov 23, 2014 4:04 am por Andros Velkan

» Magnifique París RPG{+18} -Afiliación Elite
Sáb Nov 22, 2014 3:14 am por Invitado

» Precious Graphics [NORMAL]
Jue Nov 20, 2014 2:26 pm por Invitado

» EQUIPO 7 - LA PURGA (PRIMER DÍA)
Miér Nov 19, 2014 12:12 pm por Bartholomew Cubbins

» Hijos de la Discordia|| Elite
Miér Nov 19, 2014 6:03 am por Invitado

Los posteadores más activos del mes



Todas las imágenes utilizadas en el diseño fueron extraídas de sitios como Tumblr, Google imágenes y editadas por Zack. La historia estuvo a cargo de Ginevra con la colaboración de Alexander, ésta es una IDEA ORIGINAL adaptada de la película "The purge" Derechos Reservados. Todas las imágenes e historias alojadas son propiedad de los administradores y los usuarios registrados y no se puede hacer uso de ellos sin el consentimiento de los propietarios. Cualquier falta sera notificada a foro activo. The Purge by Gin & Alex is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

Licencia de Creative Commons


Forbidden pleasures (Natja)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Forbidden pleasures (Natja)

Mensaje por Nathan P. Rothschilde el Mar Sep 16, 2014 9:54 pm

Nathan Rothschilde se encontraba en su oficina. Cuando no pasaba su tiempo en el cuartel general de su banda de criminales en el Bronx o en su pent house donde vivía en Manhattan, pasaba su tiempo en las oficinas de la Rothschilde Brothers, una empresa financista regentada por Jacob Rothschilde, padre de Nathan y uno de sus hermanos y por ende tío del chico, Isaac.
En la empresa familiar, Nathan haciendo gala de su experiencia en la escuela de leyes (que había sido corta pero fructífera), se encargaba de los casos legales que surgieran contra los financistas, dirigiendo el extenso ejército de abogados que la firma tenía.
Pero a pesar de que tenía este trabajo legítimo, bien pago y remunerado, no perdía el contacto con sus conexiones más ilegales y turbias y, en ciertas ocasiones, incluso había llegado a hacer que esas conexiones le sirvieran lo suficiente como para arreglar algunos casos difíciles por medios... "extrajudiciales".
Por ende, aunque trataba de separar y desligar un poco sus negocios, algunas personas de confianza sabían como contactar a Nathan incluyendo en ese lugar.
En ese momento, el rubio había perdido la noción del tiempo. Estaba sentado a su escritorio, pero no estaba trabajando precisamente. Sobre sus piernas había sentada una muchacha, una de sus compañeras de trabajo, o más bien, una de sus putas. Cada vez que Nate quería desahogarse sabía que podría recurrir a ella. Estaba besándola apasionada y fervientemente, haciendo que su lengua jugase con la de ella en una danza erótica, mientras tanto, la mano del joven estaba dentro de la falda de ella, y dentro de su ropa interior, acariciando sus labios íntimos y jugando con la zona.
Sin embargo unos golpes en la puerta lo sacaron de su ensimismamiento. Apartó su boca con rapidez de la ajena y preguntó no sin una nota de irritación en la voz.
- ¿Quién es?
- Mary, señor.- Mary era una de sus secretarias - Aquí ha venido una muchacha que dice que lo conoce y quiere verlo. Una tal Natja... Me dijo que la nombrase así ante usted y la reconocería.
Maldita sea, Natja. Había olvidado que ella quería reunirse con él en privado. Le hizo un gesto a la chica que tenía encima y esta asintió, se apartó de su regazo y se acomodó la ropa y un poco el cabello.
- Que pase.- mencionó Nathan. La chica se dirigió a la puerta y cuando la iba a abrir, esta se abrió, irrumpió Natja, la chica la miró a los ojos por unos momentos, bajando la mirada con cierta vergüenza y luego salió, dejándolos a solas.


avatar
Nathan P. Rothschilde

delincuentes nivel 2
Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Forbidden pleasures (Natja)

Mensaje por K. Nâtja Khödkevich el Miér Sep 17, 2014 5:35 pm

Estaba aburrida. Esa era una de las razones por las que se reunía con Nathan, para si quiera tener algo que hacer. La mañana le había sido mínimamente productiva, considerando que había tenido que echar de su apartamento a la conquista de la noche pasada antes del desayuno; no planeaba alimentarlo, ya bastante le había dado al sujeto. Pero él se había puesto sentimental y pensado que seguirían viéndose...Ay, si existían tantos idiotas en este mundo. La tarde tampoco había sido de mucho agrado suyo, había tenido unas cuantas clases en la universidad, pero ya no tenía más que hacer. Salvo ir a la oficina de su querido amigo Nathan.

Andaba vestida casualmente, con unos shorts de mezclilla, una sudadera blanca y una camisa a cuadros roja y grisácea con los botones abiertos, más unos bototos oscuros y una gorro de lana blanca sobre su cabeza. Colgando sobre su espalda, iba su mochila de tela oscura, que sujetó con fuerza mientras ingresaba al edificio correspondiente. Se dirigió a la recepcionista, una vez hubo llegado al piso de Nathan, quien trabajaba en la firma de abogados de ese lugar. Trabajando con leyes, que hipocresía más grande, pensaba Nâtja, rodando los ojos, pero aún así divertida.

-Disculpa, busco a Nathan Rothschilde, ¿Podrías decirle que Nâtja desea verlo? Con ese nombre basta- habló a la mujer de joven edad, quien la observo con grandes ojos, ciertamente intimidada ante la presencia de la rubia. Ese efecto sobre las personas le encantaba a Nâtja, le hacía sentir más poderosa de lo que ya sabía que era. La secretaria se dirigió hacia la oficina del rubio y, unos pocos minutos después, volvió, informando que podía pasar adelante.

Agradeciéndole con un gesto de cabeza, la joven se dirigió a la oficina, y, al abrir la puerta, se encontró con la sorpresa de que el maldito Rothschilde no estaba solo; una muchacha un tanto desarreglada salía de ahí. Le bastó dedicarle una mirada cargada de frialdad para que la otra mirara al suelo y saliera del lugar, cerrando la puerta a sus espaldas. Nâtja se despojó de su gorro y su mochila, dejándolas sobre una de las sillas que el joven tenía en su amplia oficina y se sentó en la otra silla frente al escritorio, cruzando sus piernas por sobre el escritorio.

-¿En serio, Nate? ¿No puedes hacer esas cosas antes o después del trabajo, como la gente normal?- simplemente le dijo, con una ceja enarcada y controlando el ardor de molestia en su pecho. Definitivamente no estaba molesta por lo que acababa de ver. No. Absolutamente no.


avatar
K. Nâtja Khödkevich

purgadores
Mensajes : 14

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Forbidden pleasures (Natja)

Mensaje por Nathan P. Rothschilde el Jue Sep 18, 2014 12:06 am

El joven Rothschilde trató de esbozar su mejor sonrisa inocente al ver a Natja entrar, esa sonrisa que era capaz de conmover las piedras y derretir a las mujeres con la misma facilidad con la que un cubo de hielo se derritiría a plena luz del sol en el desierto del Sahara, pero sabía que ese truco no funcionaba con aquella Purgadora. Simplemente lo conocía demasiado bien. Y era por esa precisa razón de que lo conocía demasiado bien que no debería extrañarse de haberlo encontrado haciendo lo que estaba haciendo.
Pero había algo intrigante en el tono de voz de la chica. Parecía... ¿molesta? Nathan conocía a Natja casi desde el preciso momento en que decidió abandonar la escuela de leyes para meterse de lleno en el mundo del crimen. Y desde ese momento, habían llevado una relación un tanto extraña. Se habían hecho amigos. Natja había terminado convirtiéndose en una de las pocas personas que a Nathan Rothschilde podían llegar a importarle de verdad, incluso la había integrado en su banda criminal. Pero a medida que pasaba el tiempo, no podía dejar de notar la molestia que ella parecía expresar cada vez que él se encontraba en una situación. Y, por desgracia, el rubio tenía que admitir (para sus adentros y jamás a viva voz, claro está) que era recíproco. Nathan solía frecuentar el NYC Club, el club de los Purgadores, debido a que tenía varios amigos entre ellos. Y en ocasiones, cuando estaba allí, no podía evitar ver que ella terminaba demasiado cerca, liándose con algún chico, aunque sea a besos. Y el solo hecho de ver eso le hacía hervir la sangre un poco. Pero claro. Es porque ella era su subordinada en la banda ¿verdad? ¡Y tenía que mostrar un mínimo de decoro frente a su jefe! Claro, era exactamente por eso y por ninguna otra cosa más. Si, solo por eso...
Pero honestamente, cuanto más le pensaba, menos creíble le parecía esa teoría de lo que sentía cuando veia a Natja cerca de otro. Era un sentimiento mucho más cercano a la rabia y a la molestia que a la indignación.
Decidió tomarse la pregunta que le hizo con el mayor humor posible y con tranquilidad le dijo:
- ¿Como una persona normal? Por favor, Natja. Tú y yo sabemos que no soy una persona normal. Sino que soy mucho mejor que el resto. - reclinó un poco más su espalda en la silla de ejecutivo negra sobre la que estaba sentado y se estiró en ella, desperezándose un poco. Como la camisa blanca era de tela bastante fina y ajustada a su cuerpo, al desperezarse parte de los músculos abultaron un poco en la ropa hasta que éste terminó por relajarse nuevamente. - Y sonabas molesta, mi estimada Khödkevich ¿acaso es por lo que crees que estaba pasando en ésta oficina o porque tuviste un día de mierda? - echó una carcajada suave y luego apoyó sus codos en el escritorio, para hacer que su rostro terminase acercándose un poco al bonito rostro de la Purgadora. - ¿Has venido a que te anime un rato? - luego frunció el ceño y agregó: - ¿O es que pasó algo en la banda que vienes a informarme?


avatar
Nathan P. Rothschilde

delincuentes nivel 2
Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Forbidden pleasures (Natja)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.