The Purge

Que el señor bendiga a los nuevos gobernantes porque dejan que purifiquemos y limpiemos nuestras almas, Dios bendiga a Estados Unidos, una nación renacida.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» En que estas pensando?
Miér Oct 21, 2015 1:34 am por Alexander Masson

» Montreal Maldito: Eliminación de Afiliación
Dom Dic 14, 2014 2:30 am por Invitado

» When the Pain Passes | Afiliación Élite
Mar Dic 09, 2014 8:54 pm por Invitado

» Carpe Noctem {Elite, cambio de botón}
Sáb Dic 06, 2014 1:30 pm por Invitado

» Pon pareja al de arriba!
Dom Nov 23, 2014 4:04 am por Andros Velkan

» Magnifique París RPG{+18} -Afiliación Elite
Sáb Nov 22, 2014 3:14 am por Invitado

» Precious Graphics [NORMAL]
Jue Nov 20, 2014 2:26 pm por Invitado

» EQUIPO 7 - LA PURGA (PRIMER DÍA)
Miér Nov 19, 2014 12:12 pm por Bartholomew Cubbins

» Hijos de la Discordia|| Elite
Miér Nov 19, 2014 6:03 am por Invitado

Los posteadores más activos del mes



Todas las imágenes utilizadas en el diseño fueron extraídas de sitios como Tumblr, Google imágenes y editadas por Zack. La historia estuvo a cargo de Ginevra con la colaboración de Alexander, ésta es una IDEA ORIGINAL adaptada de la película "The purge" Derechos Reservados. Todas las imágenes e historias alojadas son propiedad de los administradores y los usuarios registrados y no se puede hacer uso de ellos sin el consentimiento de los propietarios. Cualquier falta sera notificada a foro activo. The Purge by Gin & Alex is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

Licencia de Creative Commons


Buenos Vecinos (Oliver)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Buenos Vecinos (Oliver)

Mensaje por Lyra S. Manderly el Dom Sep 07, 2014 9:57 pm

Tirada en el sofá después de haberse zampado un par de galletas, Lyra se puso de pie aguantando valientemente las náuseas que le provocaba el temprano embarazo. Se sostuvo de uno de los muebles para mantener el equilibrio y cuando se le hubieron pasado los mareos, caminó hacia la barra de la cocina de su pequeña casa para dejar el bote vacío encima, Sonrió para sí misma negando con la cabeza mientras deslizaba de forma cariñosa, los dedos por su abultado vientre. Si se lo preguntaran, jamás podría describir la sensación que tuvo al enterarse que esperaba un bebé de su amado esposo, Alexander. Hace un par de meses, no creía posible verlo tan contento, sin embargo, el rostro que había puesto el hombre cuando le dio la noticia, bien valía la pena para regresar el tiempo a ese momento ¡Cuanto deseaba poder hacerlo!.

Aún con una expresión de alegría en el rostro, avanzó por el lugar disfrutando la música que sonaba de fondo. Se movía de un lado para el otro acunando su estómago con los brazos imaginando el momento en el que tuviera a su hijo entre sus brazos y poder enseñarlo a caminar, sin embargo, su momento de futura madre se vio interrumpido por el sonido de camiones y gente moviéndose por la calle. Lyra frunció el ceño, pues de antemano sabía que la casa de al lado aún estaba deshabitada. Movida por la curiosidad y siendo cuidadosa, se asomó por la ventana cubriendo la mayor parte de su rostro con la cortina. Alzó la ceja observando a la decena de hombres que descargaba las cajas del compartimento trasero del camión con una agilidad y destreza que le dejaba perpleja. Seguramente tendrían años de práctica, pues ella siempre tenía que pedir ayuda para cargar algo pesado.

Fue entonces cuando lo vio, era un chico más o menos de su edad, bastante lindo como para tener pinta de mala persona. Él sonreía mientras hablaba con una muchacha de cabellos rojos, ella parecía reservada pero alegre al estar a su lado. Lyra sonrió pensando que al final tendrían vecinos nuevos después de tanto tiempo -Vaya...-musitó cerrando la cortina, ideas venían a su mente, no quería ser como esas personas chismosas que iban a ver a sus nuevos vecinos para calificarlos por su forma de vestir o hablar, sin embargo, pasaba mucho tiempo sola y quería platicar con alguien, además no se estaba exponiendo al peligro, sólo iría a la casa de al lado.

Tomó el celular de el sofá escribiendo un rápido mensaje de texto a su esposo que decía: "Nuevos vecinos + galletas". Lo guardó en su bolsillo y se dirigió a coger un plato grande de galletas con chispas de chocolate que había hecho ella misma en la mañana, esperaba que les gustaran. Finalmente tomó las llaves de su hogar y salió encaminándose hacia la casa de al lado. Cuando llegó al jardín se detuvo tratando de ubicar al chico que estaba -supuso- vigilando la descarga de cajas. Se acercó con una bonita sonrisa -Hola, soy tu vecina de al lado y he venido a darte la bienvenida...- estiró su mano esperando que la estrechara -Espero que no lo consideres grosero, pero te traje galletas, las hice yo misma..- ladeó el rostro ofreciéndole la charola.
Spoiler:
Hola :B lamento la tardanza con el post, he andado ocupada con la uni y eso :C soy un asco abriendo tema pero al fin aquí está, soy un poco tardada para responder, así que bueno, espero que no te moleste. Gracias Very Happy


But with the beast inside, there's nowhere we can hide.

avatar
Lyra S. Manderly

ciudadanos nivel 2
Edad : 25
Mensajes : 9

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.